¿Eres un gran aficionado al running? El clásico deporte también conocido como footing y basado en correr al aire libre ha ganado en los últimos años millones de adeptos, por su facilidad para ser practicado, el poco material que requiere y la gran multitud de beneficios que aporta a la salud. Puedes practicar el running a cualquier hora, solo o en compañía, con música y en espacios muy diferentes. Sin embargo, hay ciertas claves y consejos que es importante que tengas en cuenta a la hora de prepararte para correr:

1. Running si, pero a tu ritmo:

Cuando comiences a entrenarte para el running, tu cuerpo no estará acostumbrado a dicho ritmo, por lo que precisarás un intervalo temporal de adaptación, que durará un mes aproximadamente. Si tienes un estilo de vida sedentario y no estás en buena forma física, debes aumentar el tiempo y la intensidad paulatinamente, además de comenzar intercalando paseo y carrera. Por ejemplo, camina cinco minutos por cada dos que corras.

2. El material y la motivación:

Es importante escoger material de buena calidad y resistente para practicar el running. La equipación para este deporte incluye desde mallas, camiseta transpirable de poliéster y unas buenas zapatillas running adaptadas a tu tipo de pisada y a tu peso corporal. Si sales a correr con bajas temperaturas, es recomendado llevar cortavientos, guantes especiales y gorro para combatir el frío.

Como añadido extra y para dar ese toque de motivación a tus sesiones de running, nada como una banda sonora que te acompañe con la ayuda de un reproductor mp3 deportivo. Tienes infinidad de versiones y variantes, para llevarlo puesto en las orejas o a modo de pulsera en el brazo.

3. Complementa el running:

Complementa el ejercicio con una dieta equilibrada y rica en omega 3, antioxidantes, vitamina c e hidratos combinado con deportes como pilates para fortalecer la espalda, pesas para quemar grasas o la natación para comenzar a tonificar tu musculatura.

4. La posición correcta:

A la hora de correr, cuida tu postura corporal, alineando la cabeza con tu columna vertebral, manteniendo los hombros relajados y flexionando los brazos unos 90 grados. Debes intentar realizar tu pisada con la zona del metatarso, rehuyendo caer de puntillas o con los talones.

5. Evita lesiones, calienta y estira:

Intenta prevenir las lesiones evitando forzarte en exceso, dosificando tus energías y economizando tu resistencia a lo largo de cada carrera de running. Por supuesto, calienta siempre antes de salir a correr y estira al terminar el ejercicio. Para fortalecer la musculatura que entra en juego cuando corres apóyate en los ejercicios gimnásticos.

Por último, no te olvides de la motivación personal, la pasión por este divertido deporte y las ganas de superarte a ti mismo cada vez que salgas a practicar running. ¡Mucha motivación.

Tips para un buen entrenamiento running
4.7 (93.84%) 237 votos