Si tienes la suerte de no haber tenido nunca la sensaci√≥n de querer comer siempre, o de no poder dejar de comer los alimentos ¬ęequivocados¬Ľ, entonces es m√°s probable que creas que es s√≥lo una falta de autodisciplina lo que hace que la gente engorde. Es muy probable que creas esto si alguna vez has hecho dieta, porque la gran mayor√≠a de las dietas son insostenibles, lo que significa que inevitablemente ¬ęfracasar√°s¬Ľ y culpar√°s a tu falta de fuerza de voluntad para seguir adelante. Para m√°s informaci√≥n sobre este ciclo de dietas, consulta este art√≠culo sobre por qu√© fracasan las dietas. 5 consejos en lugar de comer menos

As√≠ que, en lugar de ¬ęcomer menos¬Ľ, aqu√≠ tienes 5 consejos en lugar de comer menos que te ayudar√°n a sentirte m√°s satisfecho con tu comida y a desarrollar algunos h√°bitos m√°s saludables.

5 consejos en lugar de comer menos

5 consejos en lugar de comer menos

1. A√Īadir prote√≠nas a tu desayuno

Las prote√≠nas nos hacen sentir m√°s saciados despu√©s de una comida, lo que significa que te sentir√°s m√°s lleno durante m√°s tiempo despu√©s de una comida rica en prote√≠nas. Para el desayuno, esto puede significar incluir huevos, o a√Īadir algunos frutos secos y semillas a tu yogur, gachas o cereales. En caso de que te preocupe comer demasiados frutos secos: no engordan, as√≠ que no te preocupes.

2. Mantener la merienda equilibrada con proteínas, grasas saludables y un hidrato de carbono

Necesitar un tentempié no es una debilidad. Algunos de nosotros estamos bien con tres comidas al día, pero muchos más necesitamos comer con más regularidad para evitar episodios de sobrealimentación o atracones. El truco consiste en asegurarse de que no sólo se toman hidratos de carbono (por ejemplo, palomitas, galletas, manzana), sino que se combinan los macros (proteínas, hidratos de carbono y grasas) para sentirse satisfecho con el tentempié.

Piensa en palomitas con un caf√© con leche, o en una manzana con un poco de queso Cheddar. Puedes combinar pasteles de arroz o de ma√≠z con hummus o queso fresco, y las galletas pueden ir bien con una mantequilla de frutos secos o con un peque√Īo pu√Īado de nueces para a√Īadir grasas saludables y algo de prote√≠na. No te vuelvas loco con las porciones -al fin y al cabo es un tentempi√©-, pero el equilibrio te ayudar√° a sentirte lleno hasta la siguiente comida y tambi√©n te aportar√° nutrientes esenciales.

3. A√Īade verduras a todo lo que puedas

Si ves una receta, a√Īade otra verdura. Anoche hicimos chow mein de pollo y, aunque llevaba brotes de soja, cebolleta y pimiento rojo, a√Īad√≠ br√≥coli al ajo como guarnici√≥n porque a) aporta m√°s nutrientes y b) llena m√°s por un precio muy bajo. Cuanta m√°s variedad y color tenga la semana, m√°s feliz ser√° su microbioma intestinal y m√°s sano ser√° su cuerpo. Los distintos colores aportan diferentes vitaminas, minerales y antioxidantes, y la fibra de las verduras es un gran alimento para tu microbioma intestinal sano.

Tambi√©n puedes a√Īadir lentejas o alubias, ya que cuentan para uno de tus ¬ę5 al d√≠a¬Ľ y son excelentes fuentes de fibra. Las sopas son una buena comida para incorporarlas, o a√Īadir lentejas a un bol de espaguetis, a un pastel de carne o a un guiso para sustituir parte de la carne; es m√°s sano y m√°s barato.

4. Comer sin pantallas

La alimentación consciente no significa que tengas que comer y meditar al mismo tiempo. En realidad, se trata de ir más despacio, notar y apreciar los alimentos que comes. Comer más despacio significa que te sentirás más satisfecho después de comer menos, lo que puede ayudar a evitar que comas en exceso durante las comidas.

Sentirse lleno también tiene que ver con tu percepción de lo que estás comiendo: si estás pendiente del teléfono durante toda la comida, tu cerebro no registrará cuánto has comido de la misma manera que lo haría si te concentras en la propia comida.

5. Movimiento diario que te guste

No se trata de quemar calorías para poder comerlas después. Se trata de moverte por tu salud mental, poner en marcha tu corazón y mantenerte en forma. También puede servir de distracción si te apetece comer pero sabes que no es hambre de verdad.