Cómo aumentar mi ingesta de vitamina D

Cómo aumentar mi ingesta de vitamina D

La vitamina D es uno de los nutrientes más importantes que nuestro cuerpo necesita para mantenerse saludable. Junto con el calcio, contribuye al desarrollo y mantenimiento de huesos fuertes, pero su papel en el cuerpo humano es vital para mantenerlo alejado de muchas enfermedades crónicas. Baja ingesta de vitamina D. es un problema de salud importante en todo el mundo, más del 13% de la población mundial se ve afectada por esta deficiencia. Conoce más a fondo qué conlleva la deficiencia de este nutriente esencial y cuáles son las formas en las que puedes evitar las disfunciones que produce en el organismo.

¿Qué es la vitamina D?

El papel de la vitamina D en el cuerpo.

Vitamina D – beneficios para la salud

Requerimiento diario de vitamina D

deficiencia de vitamina D

Manifestaciones de la deficiencia de vitamina D en niños

Síntomas de la deficiencia de vitamina D en adultos

Diagnóstico de deficiencia de vitamina D

Causas de la deficiencia de vitamina D

Falta de vitamina D – consecuencias

Fuentes de vitamina D.

exposición solar

Comida

Suplementos

¿Qué es la vitamina D?

También llamada vitamina del sol, la vitamina D se produce en la piel en respuesta a la exposición al sol. Esta es una de las cuatro vitaminas liposolubles: A, D, E y K y es indispensable para el desarrollo armonioso del cuerpo.

El término vitamina D se refiere a varias formas diferentes del mismo nutriente, las más importantes de las cuales son la vitamina D2, también conocida como ergocalciferol, producida por las plantas, y la vitamina D3, colecalciferol, que se forma naturalmente por exposición a la radiación ultravioleta o viene. en pequeña medida de los alimentos enriquecidos. En una pequeña cantidad, estas formas de vitamina D también se pueden encontrar en ciertos alimentos.

El papel de la vitamina D en el cuerpo.

Debido a que es importante para el sistema cardiovascular, el sistema óseo o el sistema inmunológico, la vitamina D es indispensable para el cuerpo y su carencia se siente en todo el cuerpo. Su función principal es mantener un nivel normal de calcio y fósforo en la sangre. La vitamina D es lo que ayuda al cuerpo a absorber el calcio, una sustancia que forma y mantiene huesos fuertes y saludables. Este nutriente también tiene una función especial en el mantenimiento del sistema muscular, regulando la secreción de insulina, desarrollando procesos cognitivos y fortaleciendo la inmunidad del organismo, siendo promovido en los últimos años como una vitamina milagrosa.

Vitamina D – beneficios para la salud

a ingesta normal de vitamina D. es fundamental para el buen funcionamiento de todo el organismo. Esta vitamina mantiene la salud del sistema esquelético desde la niñez hasta la vejez, siendo la que ayuda a la formación y desarrollo de los huesos, lo que previene la aparición de fracturas y previene el debilitamiento de los huesos. Aunque no se conocen datos precisos, la vitamina D ayuda a prevenir la esclerosis múltiple, y algunos expertos dicen que mantiene a raya la diabetes tipo II.

Se ha demostrado científicamente que la vitamina D se encuentra en una cantidad extremadamente baja en el cuerpo de las personas obesas, lo que lo relaciona con el hecho de que una dieta restringida en calorías y una ingesta de vitamina D pueden ayudar a perder kilos de más. También existe evidencia concreta de que puede ser útil para tratar y prevenir varios tipos de cáncer, como el de colon, de mama o de próstata. La vitamina D juega un papel importante en el desarrollo y la función del cerebro, y los estudios confirman que ayuda a aliviar los síntomas de la depresión.

Requerimiento diario de vitamina D

Las recomendaciones generales de las guías internacionales actualmente establecen una cantidad de vitamina D requerida todos los días, expresada en unidades internacionales, para personas sanas, de la siguiente manera:

– 1.000 UI / día para niños de 0 a 12 meses

– 600 UI / día para personas de 1 a 70 años

– 600 UI / día para embarazadas y mujeres embarazadas

– 800 UI / día para personas mayores de 71 años.

deficiencia de vitamina D

Falta de vitamina D. se manifiesta por una serie de síntomas que a veces pueden pasarse por alto fácilmente o atribuirse a otra afección. Sin embargo, tal deficiencia es perjudicial para el cuerpo, en el caso de los niños la falta de vitamina D puede provocar raquitismo, mientras que en los adultos contribuye a la desmineralización de la matriz ósea.

Manifestaciones de la deficiencia de vitamina D en niños

La deficiencia de vitamina D se manifiesta por la desmineralización ósea en los niños, y esto significa que los huesos están deformados, hay retraso en el crecimiento, deformidad de las extremidades inferiores y ensanchamiento de las epífisis de los huesos largos. La aparición de enfermedades cardiovasculares, ataques de pánico y ansiedad, caries dental tardía, asma grave y, en casos muy raros, cáncer, son efectos de la deficiencia de vitamina D de la diabetes en los niños.

Síntomas de la deficiencia de vitamina D en adultos.

En los adultos, existen varios signos que pueden llevar a un diagnóstico de deficiencia de vitamina D. Por lo tanto, debe preguntarse si está experimentando:

– Debilidad muscular y ósea

– Ansiedad, especialmente en mujeres.

– hipertensión

– Mayor sensibilidad al dolor.

– Enfermedades autoinmunes

– Trastornos del sueño, apnea del sueño

– Espasmos glóticos

– Aumento de peso

– Fatiga aguda

– Desórdenes respiratorios

– Trastornos del sistema nervioso.

– Infertilidad

– Enfermedades del sistema cardiovascular.

Diagnóstico de deficiencia de vitamina D

Muchos de los signos que podrían indicar una deficiencia de vitamina D pueden ser causados ​​por otras deficiencias, pero para asegurarse de que no le falte este importante nutriente en el cuerpo, lo mejor sería hacer algunas pruebas. El análisis de sangre que determina la cantidad de vitamina D en el organismo se llama 25-OH-vitamina D. Los valores normales para este se encuentran entre 20 y 50 ng / ml, un nivel inferior a 20ng / ml indica una deficiencia de vitamina D.

Aunque muchos médicos recomiendan pruebas preventivas, los investigadores dicen que la prueba está indicada para personas que tienen osteoporosis o que tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad, los ancianos, las mujeres premenopáusicas y las mujeres menopáusicas, las personas que han sufrido fracturas o que están tomando un medicamento. que adelgaza los huesos, como los corticosteroides.

Causas de la deficiencia de vitamina D

En su mayor parte, la vitamina D se obtiene de la exposición a la radiación ultravioleta, siendo la ingesta de alimentos bastante pequeña. Sin embargo, la deficiencia de vitamina D puede ocurrir en las siguientes situaciones:

– Condiciones ambientales, especialmente para las personas que viven en regiones donde a menudo está nublado

– síndrome de malabsorción

– Condiciones médicas como enfermedad celíaca, fibrosis quística o enfermedad de Crohn

– Trastornos hepáticos y biliares que pueden afectar la absorción de vitamina D.

– Falla renal cronica

– vejez

– Estrés

– Obesidad

– Piel oscura

– Embarazo y lactancia

– Administración de fármacos antagonistas de la vitamina D.

Falta de vitamina D – consecuencias

La deficiencia de vitamina D conduce a desequilibrios importantes en el cuerpo, como osteoporosis, aumento de la resistencia a la insulina o pérdida del control del peso. En los niños, puede ocurrir raquitismo, mientras que los adultos pueden desarrollar osteomalacia. La falta de vitamina D conduce a enfermedades autoinmunes, transformación de células tumorales, alteraciones de la dentición, ansiedad, depresión, dificultad para respirar o un mayor riesgo de desarrollar enfermedades como presión arterial alta, esclerosis múltiple, artritis reumatoide o diabetes. Además, la deficiencia de vitamina D conduce a la alteración de la estructura y función del tejido muscular, cartílago y tendones.

Fuentes de vitamina D.

Básicamente, la deficiencia de vitamina D se puede detener con la exposición al sol, pero también consumiendo ciertos alimentos o tomando complementos alimenticios.

exposición solar

Debido a que el cuerpo la produce naturalmente cuando la piel está expuesta a los rayos ultravioleta del sol, la cantidad de vitamina D asimilada depende mucho de la estación. Por lo general, se recomienda exponerse al sol durante al menos 15 minutos todos los días o al menos algunas veces a la semana. Durante el verano no es recomendable exagerar con el estado de sol porque no te beneficiarás de más vitamina D, pero sí aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades muy graves, como el cáncer de piel.

Comida

El pescado graso, el marisco, los productos lácteos, la yema de huevo, los champiñones o los cereales enriquecidos contienen más de 100 UI / vitamina D / por ración. Además, una dieta sana, variada y equilibrada puede incluir hígado, ternera, naranjas o margarina. Sin embargo, se recomienda revisar atentamente las etiquetas de los alimentos porque la cantidad de vitamina D es diferente si se ha añadido al preparado de forma artificial, como yogur o margarina.

Suplementos

Si su exposición al sol es limitada y no come alimentos que contienen vitamina D con demasiada frecuencia, la única opción es utilizar Suplementos alimenticios de obio.ro. Se pueden usar sin receta y son ideales para mantener un nivel normal de vitamina D en el cuerpo.

La vitamina D es un nutriente esencial para el cuerpo humano. Desafortunadamente, muchas personas padecen una deficiencia de esta sustancia y enfrentan condiciones peligrosas para la salud del cuerpo. Independientemente de la edad, es necesario llevar una dieta saludable, exposición solar y complementos para beneficiarse de un cuerpo fuerte y resistente ante todas las enfermedades.

¿Qué comes cuando te falta hierro?

¿Qué comes cuando te falta hierro?

El hierro es un micronutriente con un papel muy importante en el organismo. La función principal del hierro en el cuerpo es la formación de hemoglobina, la proteína de la sangre que transporta el oxígeno a los órganos y tejidos. La deficiencia de hierro causa anemia por deficiencia de hierro, una de las enfermedades más comunes en todo el mundo. Obtenga más información sobre la deficiencia de hierro y cómo combatirla.

¿Qué es la deficiencia de hierro?

La deficiencia de hierro es un nivel bajo de hierro en el cuerpo, detectable mediante análisis de sangre (sideremia, capacidad total de fijación de hierro, recuento sanguíneo y otros). La falta de hierro afecta la formación de hemoglobina, una proteína esencial para transportar oxígeno a los tejidos. Debido a que todos los tejidos necesitan oxígeno, el cuerpo puede realizar todas sus funciones con normalidad, debido a la hemoglobina en cantidades adecuadas.

Por tanto, la deficiencia de hierro conduce al transporte de muy poco hierro a los tejidos. La falta de oxígeno produce algunas manifestaciones:

  • Fatiga
  • Respiración dificultosa
  • Disminución de la resistencia al esfuerzo.
  • mareo
  • Dolor de cabeza
  • Insomnio
  • Cabello friable
  • Cambios en las uñas
  • Falta de apetito
  • Deterioro de la concentración
  • Latidos cardíacos acelerados
  • Piel pálida (la piel es más blanca)

¿Cuáles son las causas de la deficiencia de hierro?

La deficiencia de hierro puede ocurrir tanto por una dieta desequilibrada como por otras causas como:

  • sangrado
  • Cirugías clásicas recientes
  • Resecciones quirúrgicas (extirpación quirúrgica de porciones del sistema digestivo)
  • Menstruación abundante
  • Trastornos gastrointestinales (rectocolitis ulcerosa, enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn)
  • Embarazo y parto, en condiciones de ingesta insuficiente de hierro
  • Dieta vegana que no se elabora correctamente
  • Transfusiones de sangre con fines de donación
  • Consumo superior a 500 ml de leche de vaca, en el caso de niños. La leche de vaca es baja en hierro y puede afectar la absorción de hierro en cantidades excesivas.

¿Qué alimentos son ricos en hierro?

El hierro se encuentra tanto en alimentos animales como vegetales. Pero contienen diferentes tipos de hierro, que se absorben de manera diferente. Las fuentes de alimentos de origen animal contienen la forma de hierro hemínico. Este tipo de hierro se absorbe fácilmente en grandes cantidades. Las fuentes de alimentos vegetales contienen hierro no hemínico. Este tipo de hierro no es tan biodisponible como el hierro hemínico y, por tanto, se absorbe en pequeñas cantidades independientemente de la cantidad de alimento que contenga. Afortunadamente, existen ciertos trucos mediante los cuales se puede aumentar la absorción de hierro de origen vegetal.

Los alimentos de origen animal ricos en hierro son:

  • Carne de cerdo, ternera, cordero, pollo y otros órganos internos de los animales.
  • Carnes rojas magras (ternera y cordero en particular)
  • Carne de ave
  • Pescado (salmón, atún, sardinas)
  • ostras
  • Huevos

Alimentos vegetales ricos en hierro:

  • Espinacas
  • Brócoli
  • Espárragos
  • col rizada
  • Granos leguminosos (lentejas, soja, frijoles, guisantes)
  • Nueces, anacardos y almendras
  • Granos integrales fortificados con hierro
  • Frutas deshidratadas

¿Cómo se puede aumentar la absorción de hierro de los alimentos vegetales? Una opción es combinar la comida con una fuente de vitamina C (jugo de limón, jugo de naranja, ensaladas de verduras de hoja verde y pimientos morrones) o tomar un suplemento de vitamina C inmediatamente después de la comida. La vitamina C permite absorber hierro y aumenta la biodisponibilidad del hierro no hemínico.

En el caso de comer vegetales verdes crudos, como las espinacas, también tienen una cantidad importante de vitamina C, pero por su preparación térmica, la vitamina C se reduce significativamente. En este caso, se recomienda complementar inmediatamente después de una comida o combinar una fuente de vitamina C.

Otra posible opción es combinar alimentos vegetales ricos en hierro con una porción de carne. La carne favorece el ambiente ácido durante la digestión y el ambiente ácido puede aumentar la biodisponibilidad del hierro no hemínico.

Ideas de recetas cuando te falta hierro

Aquí tienes algunas recetas muy ricas en hierro que te ayudarán a combatir el déficit:

Paté casero

Necesitas:

  • 500 g de hígado de res / cordero / cerdo / aves
  • 2 cebollas medianas
  • 300 ml de leche
  • 100 ml de vino tinto
  • 75 g de mantequilla
  • Unos dientes de ajo
  • Tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • Sal
  • Pimienta

Método de preparación: Limpia el hígado de membranas y vasos sanguíneos. Córtalo en trozos pequeños y mézclalo en un bol con la leche y 2 dientes de ajo machacados. Deje marinar la mezcla en el frigorífico durante 1-2 horas. Pica finamente la cebolla y sofríe en aceite unos 2 minutos, hasta que adquiera un tono dorado. Mientras tanto, escurre la leche en la que dejaste los hígados en otro recipiente limpio. Agrega los trozos de hígado sobre la cebolla y deja que se endurezcan unos minutos. Luego agrega la leche en la que se marinó el hígado, sal, pimienta y tomillo al gusto, 2 dientes más de ajo y hojas de laurel. Déjelos hervir a fuego lento hasta que el líquido baje lo suficiente y el hígado esté cocido. Antes de retirar la mezcla del fuego, retire las hojas de laurel y agregue el vino. Deje enfriar la mezcla, luego mézclela en una licuadora con la mantequilla. La pasta obtenida será blanda que se endurecerá en el frigorífico.

Pudín de hígado

Necesitas:

  • 500 g de hígado (ternera, cordero, aves, cerdo)
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 bollos empapados en leche y exprimidos
  • 2 huevos
  • 150 g de mantequilla
  • 1 cucharadita de verduras picadas
  • 1 cucharada de pan rallado
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • Sal
  • Pimienta
  • Otras especias de tu elección

Método de preparación: Pica finamente la cebolla y sofríela en las 2 cucharadas de mantequilla. Limpiar el hígado de membranas y vasos sanguíneos, luego mezclarlo en una licuadora o en la picadora junto con los 2 bollos y la cebolla endurecida. Frote 150 g de mantequilla fresca hasta que se vuelva espuma, luego agregue 2 yemas. Mezclar todo con el hígado y frotar muy bien durante unos minutos. Agregue verduras, sal, pimienta y otras especias de su elección, al gusto. Batir las claras de huevo e incorporarlas a la mezcla de hígado. Engrase un molde para pasteles con mantequilla y espolvoree con pan rallado. Verter la composición en el molde y hornear a temperatura adecuada, hasta que se dore (unos 30 minutos).

Espinaca con ternera

Necesitas:

  • 250 g de ternera
  • 200 g de espinacas frescas o congeladas
  • 2 tomates
  • 1 cebolla grande
  • 1 limón
  • Petróleo
  • Sal
  • Pimienta

Método de preparación: Lave la carne y córtela en trozos pequeños, luego déjela hervir a fuego lento junto con la cebolla entera. Escaldar los tomates y cortarlos en trozos pequeños. Cuando la carne esté casi lista, agregue las espinacas, los tomates, el aceite, la sal, la pimienta y otras especias al gusto. Hornea la mezcla en el horno durante 15-20 minutos a fuego adecuado. Finalmente, una vez que se haya enfriado, agregue el jugo de limón.

Por tanto, la deficiencia de hierro es un problema de salud que debe combatirse mediante una dieta variada, para que el organismo pueda funcionar con normalidad.

Fuente de la foto: https://pixabay.com/ro/photos/ficat-resztelt-produse-alimentare-4846584/

Manteca de karité: qué es, beneficios y usos

Manteca de karité: qué es, beneficios y usos

La manteca de karité se ha utilizado con fines cosméticos durante siglos. En los últimos años, muchas marcas de la industria cosmética han introducido este ingrediente en la composición de los productos, en distintas proporciones. La manteca de karité cruda, sin embargo, es un producto rico en nutrientes que aporta muchos beneficios a la piel y al cabello. Obtenga más información sobre la manteca de karité y cómo puede usarla.

¿Qué es la manteca de karité?

La manteca de karité es la grasa extraída de las nueces de karité del árbol de karité – Vitellaria paradoxa. El árbol de karité se encuentra principalmente en África occidental.

Existen varios tipos de manteca de karité, dependiendo del grado de refinado (procesamiento) de la misma. La manteca de karité cruda o sin refinar es la mantequilla sin procesar con las propiedades más nutritivas. La manteca de karité prensada en frío también es de calidad superior. En cuanto a la manteca de karité refinada, es menos nutritiva debido al proceso de fabricación.

¿Cómo se elabora la manteca de karité?

Manteca de karité cruda se elabora tradicionalmente en África. Después de la cosecha, las nueces de karité se hierven para facilitar el pelado. Después de enfriar, se quita la cáscara y se quita el núcleo. Después de eso, el corazón de las nueces de karité se rompe, se dora y se hierve. La grasa que sube a la superficie se recoge y se bate con fuerza para obtener una consistencia suave y fina. La manteca de karité sin refinar tiene tonos de beige o amarillo y tiene un olor a tierra o ligeramente a nuez.

Manteca de karité refinada se elabora sometiendo manteca de karité cruda a temperaturas muy altas y añadiendo conservantes, como hidróxido de sodio. Esto hace que el producto pierda la mayoría de sus nutrientes, pero el proceso se utiliza para extender la vida útil del producto. A veces se agregan otros productos químicos, como el hexano, que tiene la función de eliminar el olor y el color de las nueces. Por lo tanto, esta mantequilla no tiene olor, tiene una consistencia espesa, fuerte y un color blanco.

Manteca de karité prensada en frío es un método más nuevo de fabricación de este producto, que conserva sus propiedades similares al método tradicional. El proceso implica presionar la semilla de la nuez de karité usando una prensa de aceite u otro dispositivo similar. Estos dispositivos presionan las tuercas continuamente con fuerza, lo que libera el aceite de las tuercas. El proceso de prensado en frío reduce el tiempo de extracción en 3-5 horas. La consistencia de esta mantequilla es similar a la de la mantequilla refinada, tiene un color claro y un olor menos fuerte.

¿De qué sirve la manteca de karité?

La manteca de karité se utiliza por sus efectos para aliviar la congestión nasal, eczema, acné, quemaduras, artritis, caspa, piel seca, inflamación de la piel, picaduras de insectos, picazón, dolores musculares, estrías, descamación de la piel, psoriasis, cicadas, heridas, arrugas. Sin embargo, no existe suficiente evidencia científica para garantizar la efectividad de la manteca de karité en todas estas enfermedades.

¿Cuáles son las propiedades de la manteca de karité?

La manteca de karité sin refinar es un producto complejo y rico en nutrientes. En primer lugar, su composición está formada por grasas. Los ácidos grasos que componen esta mantequilla en proporción del 90% son: ácido oleico, ácido esteárico, ácido linoleico, ácido palmítico, ácido linolénico, ácido araquídico y ácido cinámico. Contiene una gran cantidad de tocoferol (vitamina E) y catequinas, que actúan como antioxidantes. También contiene fitoesteroles con muchos beneficios para la piel y vitamina A.

¿Cuáles son los beneficios de la manteca de karité?

Aunque la manteca de karité es sólida a temperatura ambiente, se derrite una vez aplicada sobre la piel y se absorbe fácilmente. ¿Cuáles son los beneficios de este tipo de mantequilla?

La manteca de karité previene y combate la piel seca, debido al alto contenido de ácidos grasos que reequilibra el contenido de ácidos grasos en la piel. Estas grasas forman una barrera entre la piel y el medio ambiente, que mantiene un nivel de agua óptimo.

  • Antioxidante y anti-envejecimiento

Por sus propiedades antioxidantes, la manteca de karité combate los radicales libres responsables de las arrugas. Además, debido a que promueve la producción de colágeno y la regeneración de la piel, las arrugas existentes pueden aliviarse.

La manteca de karité tiene un SPF de 3-4, por lo que podría agregar protección adicional contra los rayos UV.

Los fitoesteroles de la manteca de karité tienen propiedades antiinflamatorias, al reducir las células que causan la inflamación. Esto alivia algunas afecciones de la piel, como el eccema y el acné.

  • Mejora las estrías, cicatrices y cura las heridas.

Por sus propiedades regeneradoras, la manteca de karité promueve el crecimiento de células sanas para la cicatrización y mejora la apariencia de cicatrices y estrías.

Los ácidos grasos de la manteca de karité reequilibran la proporción de grasas en la piel y eliminan el exceso de sebo. Por lo tanto, podría reducir la apariencia de la piel propensa al acné.

Se ha descubierto que la manteca de karité puede combatir algunas infecciones de la piel por hongos, como el pie de atleta.

  • Fortalecer el cabello y reducir la caspa

Algunos estudios han demostrado que la manteca de karité evitaría y reduciría la rotura del cabello frágil. También parece que esta mantequilla reduce la irritación del cuero cabelludo y la caspa.

La manteca de karité puede aliviar las quemaduras, incluidas las quemaduras solares. Los ácidos grasos y antiinflamatorios de la manteca de karité reducen el enrojecimiento y la inflamación de la piel. Sus grasas también aceleran el proceso de curación.

  • Mejorando las picaduras de insectos

Las picaduras de insectos crean inflamación, picazón y enrojecimiento. La manteca de karité alivia estas afecciones debido a sus propiedades antiinflamatorias.

  • Reducción de la artritis y el dolor muscular.

La manteca de karité puede aliviar el dolor y la rigidez de los músculos y las articulaciones. Esto se debe a sus propiedades regeneradoras y antiinflamatorias.

  • Reducción de la congestión nasal.

Las gotas nasales que contienen manteca de karité pueden ayudar a despejar la nariz.

¿Cómo puedo usar manteca de karité?

Por sus cualidades, la manteca de karité se puede utilizar en el cuerpo, el rostro, los labios, el cuero cabelludo y el cabello.

Se puede aplicar en rostro, cuello y escote, en lugar de una crema hidratante. Después de la playa, la manteca de karité puede calmar y regenerar la piel. También puede ser un excelente bálsamo labial.

Para pieles con problemas como eccemas, irritaciones y estrías, sustituye a una pomada.

En el cuero cabelludo, la manteca de karité puede aliviar las irritaciones, pero también se puede utilizar como mascarilla para el cabello.

¿Para qué tipos de piel se recomienda la manteca de karité?

La manteca de karité se puede utilizar en todo tipo de pieles. Aunque contiene grasa, no afecta las pieles grasas. En cuanto a pieles secas y muy secas, la manteca de karité suaviza, hidrata y revitaliza la piel. Y la piel normal se puede mantener y nutrir con manteca de karité.

Además, la manteca de karité cruda contiene una cantidad insignificante de proteína que podría causar reacciones alérgicas. Debido a que no se procesa intensamente, no contiene irritantes, pero tiene efectos de calmar las irritaciones. Por tanto, también es adecuado para pieles sensibles y atópicas.

¿Cómo utilizo la manteca de karité para el rostro?

La manteca de karité se puede encontrar en muchos cosméticos, como cremas, lociones y mascarillas faciales. Pero, ¿cómo se puede usar crudo?

La manteca de karité se puede aplicar directamente sobre la piel, como parte de la rutina diaria de cuidado de la piel. Después de limpiar el rostro con un limpiador o agua tibia, aplique una pequeña cantidad de mantequilla sobre la piel del rostro y masajee ligeramente.

También puede incorporar manteca de karité en varias mascarillas faciales caseras. Por ejemplo, puede mezclar 1 cucharada de manteca de karité con 1 cucharada de miel y 3-4 gotas de aceite de semilla de uva.

¿Manteca de karité refinada o sin refinar?

Si va a utilizar manteca de karité, se recomienda utilizar la versión sin refinar. Este es claramente superior al refinado, en términos de composición de nutrientes.

Manteca de karité durante el embarazo: ¿qué necesito saber?

La manteca de karité natural sin refinar se puede aplicar a la piel durante el embarazo. Previene las estrías porque mantiene la elasticidad de la piel y la regeneración celular. Se puede aplicar en zonas propensas a las estrías, como mamas, glúteos y abdomen.

¿Cómo se debe almacenar la manteca de karité?

La manteca de karité sin refinar tiene una vida útil de 2 años a partir de la fecha de producción. Esto solo es válido si se mantiene en óptimas condiciones. La manteca de karité debe almacenarse lejos de la luz solar directa, más adecuada en un armario o despensa. Debe conservarse en un recipiente tapado con tapa. La manteca de karité debe almacenarse a temperaturas inferiores a 23 grados Celsius para evitar que se derrita y solidifique. En ambientes cálidos, la manteca de karité se puede almacenar en el refrigerador.

En conclusión, la manteca de karité es un producto natural que tiene muchos beneficios para la piel y el cabello y puede aliviar algunas afecciones de la piel.

5 trucos para comer sano durante el aislamiento en casa

5 trucos para comer sano durante el aislamiento en casa

El aislamiento en el hogar también implica la compra de comestibles durante un período de tiempo más largo para evitar la exposición. La planificación de las comidas se convierte en un verdadero desafío y comienza a requerir más atención. Puede comprar fácilmente grandes cantidades de comida por impulso, por el deseo de abastecerse. Además, las tentaciones de alimentos poco saludables pueden acumularse fácilmente en el carrito de compras. Por ello, se recomienda acudir a la tienda con una lista de la compra cuidadosamente elaborada, en función de tus necesidades y las de tu familia y de lo que ya tengas en la nevera o en los armarios.

Trabajar desde casa también puede significar bocadillos frecuentes, bocadillos poco saludables o una alimentación nerviosa. Definitivamente quieres evitar los kilos de más y quieres que el periodo de estancia en casa no se convierta en comer más y mal. En este artículo te ofrecemos 5 trucos útiles para implementar, para que el aislamiento en casa signifique más atención a una dieta sana y equilibrada:

1. Mantenga 3 comidas al día en horarios regulares.

Fuente de la foto: https://universe.jumpstory.com

Darle al cuerpo 3 comidas al día significa NO provocar que haga reservas, reteniendo parte de lo que recibe en depósitos de grasa. De esa manera, ni siquiera tendrá la tentación de picar algo, porque tiene hambre. Tómese el tiempo para el desayuno, no se limite a tomar el café de la mañana y mantenga su horario de comidas. No significa tener un horario fijo todos los días, pero no saltarse el almuerzo, porque tomó demasiado trabajo para el trabajo.

Recordar:

– respetar las 3 comidas diarias (el desayuno también es obligatorio);

– mantenga un horario fijo de comidas, tanto como sea posible (de esta manera estimula el metabolismo y aumenta el nivel de energía del cuerpo);

– comer la última comida a más tardar a las 19.00 horas;

2. Use los alimentos del refrigerador de manera estratégica

Fuente de la foto: https://universe.jumpstory.com

Priorice los productos frescos, frutas, verduras y aquellos que tienen una vida útil más corta, como los productos lácteos. Por lo tanto, consúmelos primero. Además, algunas verduras y frutas se echan a perder más rápido que otras, así que comience con ellas.

Para tener una imagen clara de los productos en el refrigerador, agrúpelos en categorías y verifique cuándo para ver lo que está a punto de caducar.

Recordar:

– consumir alimentos en el orden de la fecha de vencimiento, para asegurarse de no desperdiciar nada;

– comprar frutas y verduras frescas y congeladas; estos últimos tienen la ventaja de ser no perecederos, pudiendo consumirse después de largos períodos de tiempo; además son tan nutritivos como los frescos;

– ir de compras con una lista hecha en casa, teniendo en cuenta el plan de comidas de una semana (que cocinará en el próximo período);

3. Adopte una dieta equilibrada y variada

Fuente de la foto: https://universe.jumpstory.com

Siga una dieta equilibrada con muchas frutas y verduras, cereales integrales, proteínas vegetales, animales y grasas saludables. Es la mejor manera de obtener todos los nutrientes esenciales que necesita para la salud y un sistema inmunológico que funciona de manera óptima. Debido a que el aislamiento en casa significa incluso menos actividad física, preste atención a las porciones de comida.

Recordar:

– Adopte una dieta equilibrada, es decir, coma lo más variada y saludable posible:

  • fuentes de proteína vegetal: productos de soja (leche, tofu), nueces, semillas de calabaza, avellanas, almendras y
  • Fuentes de proteína animal: productos lácteos, huevos, pescado enlatado, aves de corral
  • fuentes de grasa: mantequilla, aceite de oliva, etc.
  • carbohidratos: frutas y verduras frescas (pero también congeladas)

– asegúrese de que su dieta no carezca de productos con proteínas y fibra, sino de bajo contenido calórico: pavo, carne de res, frijoles, lentejas;

– preste atención al tamaño de las porciones de comida, puede usar su propio plato como unidad de medida;

4. Acumule una reserva de bocadillos saludables

Fuente de la foto: https://universe.jumpstory.com

En lugar de chocolate y papas fritas, opte por bocadillos saludables como nueces, yogur, frutas secas, batidos de frutas y leche vegetal (como leche de coco o de almendras). En el sitio web de Obio puede encontrar ideas para snacks orgánicos saludables, ideal tanto para ti como para los más pequeños de la familia.

Ten en cuenta que un refrigerio también significa una pequeña ración, por lo que en ningún caso lo convierte en una auténtica comida. 150 calorías para un refrigerio entre comidas son suficientes.

Recordar:

– coma bocadillos saludables, como frutas, barras de verduras o cantidades moderadas de nueces;

– haga un estante dedicado para bocadillos orgánicos y saludables, que puede solicitar en línea desde el sitio web de Obio;

– preste atención a la cantidad de calorías de los bocadillos entre comidas;

5. Encuentre formas de comer tantas frutas y verduras como sea posible

Fuente de la foto: https://universe.jumpstory.com

Tal vez hizo una reserva favorable de frutas y verduras, pero ahora no deje que se echen a perder. Para hacer más atractivo su consumo, córtelos en trozos pequeños. Por ejemplo, haz una ensalada de frutas con naranjas, mangos y kiwis o una con manzanas, uvas y nueces picadas. También puedes preparar un yogur con fruta fresca al que añadir muesli y miel o sirope de arce.

Las verduras se pueden cortar en rodajas y comerlas como refrigerio. Otra idea es preparar chips de verduras. Después de cortarlos en tiras finas, colóquelos en una bandeja y espolvoree sus especias favoritas sobre ellos. Guárdalos en el horno unos minutos.

Recordar:

– consumir frutas y verduras de forma creativa, para aumentar su ingesta en la dieta;

– si ha comido una comida principal, espere unas dos horas antes de comer fruta;

– variar las frutas que consume de un día a otro;

Aprovecha el período de aislamiento para consumir productos saludables, para cuidar tu cuerpo y tu sistema inmunológico. En la web de Obio puedes encontrar productos orgánicos, una opción ideal para un organismo lleno de energía y bienestar.

Aumento de la inmunidad: una guía útil de la A a la Z.

Aumento de la inmunidad: una guía útil de la A a la Z.

El sistema inmunológico representa la totalidad de las estructuras a través de las cuales el cuerpo puede defenderse de diferentes patógenos (bacterias, virus, parásitos, etc.). Con la ayuda de toda una red de células, órganos y pruebas, nuestro cuerpo puede detectar y eliminar eficazmente estas amenazas externas que causan diversas enfermedades.

Pero el sistema inmunológico no siempre funciona a la perfección, por lo que podemos «ayudarlo» estimulando la inmunidad, utilizando complementos alimenticios especiales y adoptando un estilo de vida saludable. Aquí tiene todo lo que necesita saber sobre cómo aumentar la inmunidad.

Contenido:

¿Cómo funciona el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es una red de células, órganos y tejidos especializados en la defensa del organismo contra patógenos (virus, bacterias, hongos, parásitos). El sistema inmunológico defiende al organismo identificando sustancias extrañas y eliminándolas mediante diversos mecanismos. Un ejemplo de tal mecanismo es la fagocitosis, por la cual algunas células inmunes absorben (atrapan y tragan) partículas extrañas y las destruyen por digestión.

Los órganos y tejidos involucrados en la inmunidad son:

  • timo (detrás del esternón),
  • vasos linfáticos (un sistema de vasos que transportan células inmunes llamadas linfocitos),

¡Sí, incluidos los intestinos! Las bacterias beneficiosas que viven dentro de los intestinos constituyen más del 70% del sistema inmunológico. Por tanto, la salud de la flora intestinal está asociada a una fuerte inmunidad.

La inmunidad es de 2 tipos:

  • Nacido (no específico): la inmunidad hereditaria se transmite de la madre al feto durante el embarazo y la lactancia. El bebé recibirá los anticuerpos de la madre contra los patógenos comunes que ha encontrado durante su vida.
  • Adquirido (específico): se forma cuando el cuerpo se encuentra con varios patógenos y los destruye. Debido a que las células inmunes tienen memoria, la próxima vez que el cuerpo se encuentre con el mismo patógeno, lo destruirá fácilmente sin que aparezca la enfermedad.

¿Qué significa un sistema inmunológico debilitado?

Cuando el sistema inmunológico se debilita, ya no funciona correctamente y aumenta el riesgo de enfermedad. Las personas con un sistema inmunológico debilitado se enferman con más frecuencia y gravedad que aquellas con un sistema inmunológico fuerte.

El sistema inmunológico se debilita en diversas situaciones que producen desequilibrios, como:

  • Estrés: produce desequilibrios hormonales en el organismo. Estos desequilibrios promueven la eliminación de nutrientes y bloquean la actividad de los leucocitos, es decir, las células inmunes. El estrés es un estado perfectamente normal en algunas situaciones. Sin embargo, cuando el estrés se exacerba, dura demasiado o se vuelve crónico, reduce drásticamente la inmunidad y promueve la aparición de muchas enfermedades e infecciones.
  • Fatiga: El descanso insuficiente se asocia con un mayor nivel de estrés y un funcionamiento anormal del cuerpo. Durante el sueño, el cuerpo se recupera. Si no lo permites, aparecerán desequilibrios y te enfermarás.
  • Dieta desequilibrada: Una dieta basada en alimentos pobres en nutrientes y procesados ​​industrialmente no proporciona un suministro adecuado de nutrientes. Los alimentos que reducen la inmunidad son las salchichas, los productos de comida rápida, los bocadillos, los dulces. Además, el exceso de un grupo de alimentos en detrimento de otros conduce a deficiencias nutricionales. Las proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas, minerales, antioxidantes y otros nutrientes juegan un papel muy importante en el buen funcionamiento del sistema inmunológico y de todo el cuerpo. La hidratación también es importante para el sistema inmunológico. El agua se encuentra en todas las células del cuerpo y permite que se produzcan reacciones en el cuerpo. La insuficiencia de agua inhibe algunas funciones corporales.
  • De fumar: los cigarrillos contienen sustancias tóxicas que atacan las células del cuerpo y aumentan el riesgo de infecciones.
  • Peso anormal: La obesidad se asocia con desequilibrios en todos los sistemas del cuerpo, pero también con una dieta desequilibrada, mientras que la pérdida de peso significa que el cuerpo no recibe la cantidad necesaria de nutrientes.
  • Diferentes enfermedades: los cánceres, el SIDA, la diabetes y la malabsorción (enfermedad celíaca) disminuyen la eficacia del sistema inmunológico.
  • Cirugía: cualquier cirugía está asociada con un suministro insuficiente de nutrientes antes y después de la operación. En cuanto a las cirugías de resección de fragmentos del aparato digestivo, producen síndromes de malabsorción a largo plazo.
  • Abuso de antibióticos: los antibióticos tomados «de oído», sin receta, destruyen la microflora intestinal y aumentan la resistencia del organismo a las sustancias farmacéuticas que pueda necesitar en algún momento.
  • Factores genéticos: algunas enfermedades del sistema inmunológico pueden heredarse.
  • Factores medioambientales: Los pesticidas, los detergentes, la contaminación, la radiación, el exceso de aditivos alimentarios son solo algunos de los factores ambientales que pueden reducir la inmunidad.

¿Cuáles son los signos de un sistema inmunológico debilitado?

Los síntomas de un sistema inmunológico debilitado son:

  • Infecciones cutáneas frecuentes, recurrentes (repetidas), como herpes o cándida, pero también en el sistema respiratorio (bronquitis, resfriados comunes)
  • Infecciones urinarias, de los senos nasales, del oído o de órganos
  • Inflamación de órganos internos o ganglios linfáticos.
  • Trastornos digestivos (náuseas, diarrea, disminución del apetito).
  • Retraso en el crecimiento y el desarrollo de los niños.

¿Cómo puede aumentar su inmunidad?

La inmunidad se puede mejorar mediante cambios en el estilo de vida y tomando suplementos dietéticos. Cambiar su estilo de vida implica adoptar una dieta equilibrada. Es importante comer una variedad de alimentos, pero la mitad de la dieta diaria debe basarse en frutas y verduras, preferiblemente crudas.

Una dieta variada y adecuada ayuda al organismo a luchar contra los patógenos, aportando los alimentos y la energía necesarios. Estos son los alimentos para aumentar la inmunidad que debe incluir en su dieta diaria:

  • Cereales integrales – productos de panadería integrales, copos de cereales integrales o cereales cocidos.
  • Productos proteicos (carne, soja, huevo, queso, legumbres, frutos secos, avellanas).

No olvide comer 3 comidas principales y 2 refrigerios y beber de 6 a 8 vasos de agua al día. Descanse al menos 7 horas por noche para que su cuerpo tenga tiempo de recuperarse y reducir el estrés.

Trate de reducir el estrés realizando actividades agradables y relajantes, como caminar, ver películas o pasar tiempo con sus seres queridos. ¡Deje de fumar y limite el consumo de alcohol! Te hacen susceptible al contacto con patógenos y dificultan la curación.

La actividad física leve o moderada reduce el riesgo de infecciones y enfermedades. Además, ayuda a reducir el estrés mediante la secreción de endorfinas. Por lo tanto, sería bueno hacer ejercicio diariamente durante al menos 30 minutos. Puedes elegir caminar, bailar, jardinería, clases de aeróbic, ciclismo, zumba o jogging.

Los complementos alimenticios son una elección inspirada durante los períodos en los que tiene una inmunidad más baja. Elija suplementos a base de vitamina C, zinc, vitamina D, vitamina B12, vitamina A, vitamina E, ácido fólico, hierro y probióticos. No use altas dosis de vitaminas y minerales a largo plazo, sino solo cuando los necesite.

La vacunación es la mejor forma de prevenir enfermedades peligrosas. ¡Hable con su familia sobre el escenario de vacunación recomendado!

Remedios naturales para estimular la inmunidad

Estos son los suplementos naturales más efectivos que puede tomar para aumentar su inmunidad:

  • El polen crudo conserva sus cualidades, a diferencia del polen seco. Contiene gran cantidad de minerales y vitaminas, antioxidantes y aminoácidos esenciales. El polen crudo se guarda en el congelador y se puede añadir en varios platos (yogur con cereales, limonada, zumos naturales, batidos).
  • La jalea real es una sustancia segregada por las glándulas de las abejas, con la que se alimenta su reina (reina) durante toda la vida. Tiene una función antibacteriana y antiviral y contiene una cantidad significativa de aminoácidos, minerales, vitaminas y enzimas. La jalea real se encuentra en forma líquida o en forma de cápsulas.
  • La espirulina es un alga que se utiliza como suplemento en forma de polvo seco. Contiene una amplia variedad de minerales y vitaminas, pero también una gran cantidad de proteínas.
  • El extracto de choque negro ayuda a fortalecer la inmunidad, aliviar los síntomas asociados con los resfriados y las infecciones y acelerar la curación.
  • La cúrcuma o la cúrcuma es una especia, pero también se encuentra en forma de cápsulas. En estudios con animales, se ha demostrado que la cúrcuma mejora la función inmunológica.
  • El ajo consumido como tal o en forma de cápsulas ayuda a fortalecer la inmunidad al estimular las células inmunes.
  • El astrágalo, la planta conocida en la medicina tradicional china por estimular el sistema inmunológico, mejora la capacidad del cuerpo para defenderse de los patógenos. Está disponible en cápsulas.
  • La equinácea es una planta recomendada en inmunodeficiencias, que ayuda a combatir las infecciones, incluso las recurrentes. Por lo general, se administra en cápsulas.

¿Qué comer para la inmunidad?

¿En qué productos debe confiar si tiene una inmunidad debilitada? Consuma tantas frutas y verduras crudas como sea posible, que sean ricas en vitamina C (bayas, frutas cítricas, piña, espinaca, col rizada, cebollas verdes, perejil, pimientos morrones).

No olvide los alimentos ricos en vitamina A (zanahorias hervidas, tomates, calabaza cocida) y E (aceites vegetales crudos). Las legumbres (garbanzos, guisantes, frijoles), los mariscos y la carne son alimentos ricos en zinc, un mineral que fortalece la inmunidad.

Consume alimentos probióticos, útiles para mejorar la microflora intestinal. Las verduras en escabeche (repollo en escabeche, pepinos en escabeche, coliflor en escabeche, etc.) son excelentes fuentes de probióticos. Los yogures, pero especialmente el kéfir, también son ricos en probióticos. El pan de levadura y los quesos fermentados también son fuentes importantes de probióticos.

¿Cómo mejorar su inmunidad durante la pandemia de coronavirus?

No hay suficientes estudios que demuestren que un alimento o suplemento en particular podría prevenir la infección por el nuevo coronavirus. Sin embargo, durante este período, se pueden utilizar ciertos métodos para aumentar la inmunidad, según información ya conocida. Por lo tanto, se puede administrar una dosis diaria de 500-1000 mg de vitamina C, 400 UI de vitamina D3 y 10-15 mg de zinc.

Entonces, con la ayuda de un estilo de vida saludable y los complementos alimenticios adecuados, puede mejorar y mantener su inmunidad.

Dieta sin carne: una guía útil para principiantes

Dieta sin carne: una guía útil para principiantes

Puede ser un desafío cambiar radicalmente su dieta, pero también puede ser peligroso para su salud. Restringir un alimento importante en la dieta puede provocar deficiencias nutricionales que desequilibren todo el cuerpo. Afortunadamente, puede obtener todos los nutrientes que necesita, si se informa adecuadamente. Hemos preparado una guía que le ayudará a aprender qué significa una dieta sin carne.

¿Qué es una dieta sin carne?

Probablemente hayas escuchado el término vegetariano cada vez con más frecuencia. Pero incluye varios tipos de dietas.

Una dieta estrictamente vegetariana o vegana excluye carne, huevos, lácteos, pescado y cualquier otro producto de origen animal o basado en ingredientes animales.

La dieta vegetariana de pescado excluye de la dieta solo carne, huevos y productos lácteos, pero incluye pescado y mariscos.

La dieta lacto-ovo-vegetariana es, de hecho, una dieta sin carne. Esto excluye solo la carne y el pescado, pero permite el consumo de lácteos y huevos.

¿Cuáles son los beneficios de una dieta sin carne?

Las personas que renuncian a la carne consumen menos calorías, menos grasa y tienen un mejor IMC (índice de masa corporal).

  • Reequilibrar los niveles de colesterol

El colesterol alto es un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular que es la principal causa de muerte en todo el mundo. El colesterol LDL «malo» se forma debido al exceso de grasas saturadas. Las grasas saturadas se encuentran en los productos animales, especialmente la carne, pero también en el aceite de palma y de coco.

El colesterol HDL o «bueno» ayuda a eliminar el colesterol LDL y reequilibra las grasas en la sangre. El colesterol HDL se forma debido a las grasas insaturadas que se encuentran en los aceites vegetales vírgenes extra, frutas y semillas oleaginosas (aguacate, nueces, anacardos, semillas de lino, chía), pescado.

Debido a que las verduras tienen un alto contenido de fibra, promueven aún más la reducción del colesterol.

Los estudios han demostrado que las personas que siguen una dieta a base de plantas pueden reducir sus niveles de colesterol en sangre hasta en un 35%. Esto puede eliminar la necesidad de medicamentos para reducir el colesterol.

  • Reducir la inflamación y prevenir enfermedades.

La carne y los productos cárnicos procesados, como las salchichas, promueven los procesos inflamatorios en el cuerpo. La inflamación a largo plazo está asociada con algunas enfermedades, como las enfermedades cardiovasculares (especialmente la aterosclerosis), la diabetes y otras enfermedades autoinmunes. Además, la carne procesada y roja aumentaría el riesgo de diabetes tipo 2 debido a los nitratos, promoviendo la inflamación e inhibiendo la función de la insulina.

Los productos vegetales tienen propiedades antiinflamatorias, debido al alto contenido de fibra, antioxidantes, vitaminas y fitonutrientes. Según los estudios, las personas que consumen una dieta sin carne pueden tener niveles más bajos de proteína C reactiva específica para la inflamación.

El microbioma son las bacterias buenas que colonizan el intestino. El papel del microbioma es en gran parte apoyar el sistema inmunológico y mejorar la digestión. El microbioma mantiene sano nuestro tejido intestinal y previene el desarrollo de enfermedades como aterosclerosis, diabetes, obesidad, enfermedad hepática, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedades autoinmunes.

  • Prevención del exceso de proteína

Las personas que comen carne tienden a comer en exceso, lo que conduce a un exceso de proteínas, no solo a las sustancias que causan inflamación. Contrariamente a la creencia popular, el exceso de proteínas no es tan beneficioso, pero incluso podría provocar algunas afecciones, como los riñones o la gota.

  • Impacto positivo en el medio ambiente

La carne y los productos cárnicos, pero también su procesamiento, requieren más recursos y producen más contaminación, en comparación con las dietas a base de vegetales. Las dietas sin carne están asociadas con una tonelada y media menos de dióxido de carbono.

¿Cómo empezar una dieta sin carne?

La dieta sin carne se puede iniciar gradualmente. La restricción repentina podría conducir al fracaso, ya que se sentirá tentado a comer lo que está «prohibido». A medida que reduce la ingesta de carne, reemplácela con otros productos vegetales ricos en proteínas. Esto es absolutamente necesario para garantizar sus necesidades diarias de proteínas. Continúe el reemplazo gradualmente, hasta que alcance un reemplazo completo.

¿Qué se puede comer con una dieta sin carne?

Si sigue una dieta sin carne, puede comer cualquier cosa excepto carne y pescado.

En primer lugar, debe incluir productos vegetales ricos en proteínas en su dieta. Esta categoría incluye legumbres (guisantes, frijoles, soja, lentejas), nueces y avellanas (cacahuetes, anacardos, nueces de Brasil, etc.), productos de soja, espirulina (suplemento a base de algas), polen crudo, leche de reina (suplemento de abejas). .

La soja, la espirulina, el polen crudo y la jalea real contienen todos los aminoácidos esenciales. Los aminoácidos esenciales forman proteínas completas de alta calidad y generalmente se encuentran en productos animales. Se denominan esenciales porque el cuerpo no puede sintetizarlos solo.

Incluya aceites vegetales crudos (lino, aceitunas, nueces, girasoles) en su dieta o tome suplementos de Omega-3.

Si ha optado por renunciar solo a la carne, aún puede comer lácteos y huevos. Contienen proteínas completas y otros nutrientes que se encuentran solo en productos animales, como la vitamina B12.

Para evitar la deficiencia de hierro, coma vegetales de hojas verde oscuro como la espinaca. Combínelos con una tableta de vitamina C o una fuente de alimento de vitamina C sin calentar (limón, naranja) para aumentar la biodisponibilidad del hierro vegetal en el cuerpo.

La dieta sin carne incluye una variedad de frutas y verduras, pero también cereales integrales. Deben variarse para aportar todos los nutrientes al organismo.

En conclusión, una dieta sin carne puede traer algunos beneficios a quienes la adoptan, pero debe incluir una variedad de productos vegetales.